El rol del profesional en psicología en el ámbito jurídico se encuentra en creciente desarrollo, debido al aporte técnico, académico y metodológico que brinda en la contención de la criminalidad, esto genera una positiva repercusión en nuestras sociedades en cuanto a la imagen y prestigio del ejercicio profesional del psicólogo en el sector público como privado. En esta perspectiva, el psicólogo se viene consolidando como un profesional solvente, en cuanto a su actuación de calidad, aspectos que garantizan una respuesta eficiente y eficaz a las demandas de los usuarios, clientes u operadores judiciales que solicitan constantemente los servicios periciales. 

 

La tendencia actual en nuestro país y países hermanos de Iberoamérica, es que las asociaciones como la nuestra y los colegios profesionales conjuguen sus esfuerzos de manera concertada a fin de consolidar reconocimientos formales e institucionales que optimicen las competencias profesionales que se ponen en práctica mediante el ejercicio laboral en las diversas áreas del ámbito jurídico con el propósito de garantizar un servicio especializado que responda adecuadamente a los intereses y derechos de los usuarios. 

 

El Programa PREL ha sido formulado en base a experiencias y buenas prácticas sobre el tema, por lo que el otorgamiento de la ACREDITACIÓN INSTITUCIONAL como Experto y Especialista según el área de intervención, supone el reconocimiento formal, social y legal de la experiencia profesional y capacitación académica lograda.